Algunos datos sobre los embutidos

La Mortadella Bologna IGP también puede consumirse sin peligro durante el embarazo. De hecho, es un embutido cocido y, por tanto, gracias al tratamiento térmico, protege contra la transmisión de infecciones peligrosas. Y, al mismo tiempo, permite un aporte correcto de nutrientes nobles y esenciales para la madre y el bebé. En particular, el aporte de proteínas es considerable, alrededor del 16%, lo que proporciona los mejores «ladrillos» para el desarrollo del feto.

Buen ánimo y buena suerte. El Zampone Modena IGP y el Cotechino Modena IGP son productos para compartir por excelencia, asociados a las comidas familiares, las fiestas y la alegría. Además, en Italia la tradición dice que traen buena suerte: su «opulencia» se asocia sobre todo a un futuro positivo en términos económicos. Teniendo esto en cuenta, ¿por qué no consumirlos más a menudo?
El nombre de Cacciatore, se remonta a los primeros hábitos de consumo de este producto, para indicar un salchichón estacionado de tamaño limitado que podía llevarse en la alforja del cazador como una pequeña comida. El Salamino Italiano alla Cacciatora se llevaba durante la caza, con pan, porque era un alimento especialmente adecuado para esta actividad con la cantidad justa de grasa y garantizaba un excelente aporte de energía y proteínas ricas en aminoácidos ramificados.