Arranca el Programa Europeo de Embutidos Italianos “A slice of Quality. Choose PDO and PGI Deli meats from Europe”

Un edificio decimonónico enclavado en la plaza de España del siglo XXI ha sido el lugar elegido para dar el pistoletazo de salida al Programa Europeo A slice of Quality. Choose PDO and PGI Deli meats from Europe. Un espacio que combina la tradición con la modernidad para ser un lugar de referencia de la vida cultural capitalina es el enclave ideal para dar a conocer a los embajadores de la alta charcutería de Italia. La Mortadella Bologna IGP, los Salamini Italiani alla Cacciatora DOP, el Zampone Modena IGP y el Cotechino Modena IGP son cuatro grandes del panorama charcutero ítalo que pueden llevar las denominaciones comunitarias DOP e IGP.

DOP e IGP son una herramienta al alcance de los consumidores para apostar, para su cesta de la compra, por elementos que alcancen los más altos parámetros de excelencia cualitativa. A través de A slice of Quality. Choose PDO and PGI Deli meats from Europe los consumidores europeos van a descubrir cuanto placer sensorial se condensa en una loncha, la unidad de medida de estos embutidos unidos por su tradición y su adaptación a las necesidades nutricionales de la actualidad.

El programa europeo presentado en sociedad nace de la unión de todos los organismos reguladores, que en Italia se denominan Consorcios, de los productos avalados por la campaña. Una unión imprescindible para contar con la cofinanciación de los fondos europeos. Los profesionales de los ámbitos relacionados con las áreas de acción del programa son una pieza esencial para su correcto desarrollo. Como representante de los españoles ha estado, María Sánchez, directora general de Carnimad, entidad perteneciente a la Confederación Española de Detallistas de la Carne.

Para los profesionales españoles, los productos con calidad diferenciada por el origen aportan su valor añadido de excelencia y seguridad”, explica Sánchez, añadiendo que “apostar por los embajadores de la alta charcutería italiana supone un complemento excelente para la oferta española”.

Tradición y modernidad

La alta charcutería italiana tiene tanto recorrido hacia atrás como hacia delante. Estas elaboraciones tradicionales forman parte del adn gastronómico del país de la bota. Por esta razón, sus productores están atentos a los gustos de los consumidores. Como lo han hecho siempre. Para elaborar delicias adaptándose a los usos y costumbres de cada época. Este ha sido uno de puntos expuestos por Gianluigi Ligasacchi, director gerente del Consorzio Italiano Tutela Mortadella Bologna, Consorzio Zampone Cotechino Modena IGP y Consorzio Cacciatore Italiano.

Para Italia, la alta charcutería forma parte de nuestra personalidad como país. Somos una nación que tiene en la comida una forma de expresión cultural”, apunta Ligasacchi, al tiempo que subraya que “tenemos que agradecer a Europa que haya apostado por estos productos y a todos los españoles la acogida que les están dando”.